FSC-CCOO Coordinadora de Bomberas y Bomberos | 19 julio 2024.

Un incongruente proyecto de ley para los SPEIS que pisa las competencias autonómicas

    El próximo 13 de octubre se votará en el congreso de los diputados tomar en consideración tramitar el proyecto de ley de Coordinación de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento en el marco del Sistema Nacional de Protección Civil y junto a esta votación, sea cual sea el resultado, lo que nos queda claro es que habrá un largo recorrido por las formas en las que se han producido los acontecimientos por parte de quienes se han intentado apoderar de la legitimidad de creación y negociación de proyectos de ley de este calado, y por supuesto, de aquellos que se han lanzado a la aventura de presentarlos sin valorar realmente que no vale cualquier forma para lograr los objetivos y el interés general.

    09/10/2020.
    Manifestación por un marco normativo estatal para bomberas y bomberos

    Manifestación por un marco normativo estatal para bomberas y bomberos

    No es nuevo el posicionamiento y postura de la Coordinación Estatal de Bomberas y Bomberos en CCOO sobre el proyecto de ley redactado por una asociación y presentado por Unidas Podemos. No es que estemos en contra de la regulación de los SPEIS, dado que hemos demostrado en innumerables ocasiones, incluso con un decálogo etc, nuestra fuerte apuesta por resolver esa deuda pendiente que se tiene con las Bomberas y Bomberos de este país, por la falta de un estatuto o marco normativo legal de carácter estatal que normalice unos mínimos que obliguen a cada Comunidad Autónoma al desarrollo de estos servicios con unos parámetros de calidad operativa, recursos humanos y materiales, además de una homogeneidad en materias laborales. Nuestra oposición a todo este circo que se ha montado, el cual está plagado de falsas expectativas e incongruencias, deriva justamente por las formas en las que todo este proceso se ha llevado y que por esta razón se nos está creando un panorama oscuro para resolver lo que es una urgente necesidad.

    El texto que se votará para considerar su tramitación, es el resultado de una fuerte estrategia marketing de una asociación, que sin tener legitimidad para la negociación de estas materias, ha redactado un conjunto de figuras y estructuras que buscan la centralización completa de muchas competencias otorgadas a las comunidades autónomas, o por ejemplo, siguen con su empeño en excluirnos de la aplicación de la Ley de Prevención y Riesgos Laborales, buscando una regulación específica que abrirá la puerta a exclusiones en nuestra actividad. Para hacer entender el papel de esta asociación, es como si una comunidad de vecinos, presentara un proyecto de Ley para la regulación del alquiler vacacional.

    Su estrategia, es vender que tienen una amplia representación como apoyo, pero lo que no dejan claro, es que esa representación les apoya en el fin de regular por ley nuestro sector, y no el texto que han presentado.

    A ello se suma que no existe ningún agente social con representación estatal que apoye tal propuesta, el cual cuente con una coordinación estatal integrada en una red de delegadas y delegados electos que hacen llegar la voz del colectivo y se adopten decisiones en el conjunto global alejadas de cualquier individualidad o criterios unipersonales. Son más las posturas particulares de algunos representantes sindicales, de esos que dicen que les apoyan, las que realmente dan pie a su famoso eslogan, “una amplia participación”.

    También es significativo la nula participación de las bomberas y bomberos en todo el proceso de la regulación de esta norma, y la prueba está, en que, si finalmente este texto fuera aprobado íntegramente, deja al colectivo como meros observadores perdiendo la paridad y representación en todas las mesas de negociación porque esta asociación decide otorga todo el peso de las decisiones a esa estructura estatal donde la participación con voz y voto ponderado y paritario de los agentes sociales han quedado excluidas, lanzando al traste años de luchas y reivindicaciones con los cuales se han alcanzado mejoras sustanciales para nuestra profesión.

    Por otro lado, nos encontramos a Unidas Podemos como estandarte y precursores de la presentación del proyecto, un partido que indica trabajar por una España plural y que recoja las distintas sensibilidades autonómicas instando a un cambio de modelo con más competencias descentralizadas, pero que sin embargo con este proyecto de ley propone una centralización y estructura estatal que tendrá como primeros oponentes a las propias comunidades autónomas por la invasión de sus competencias y la de sus estatutos de autonomía, por lo que demuestran una gran incoherencia en todo ello.

    En resumidas cuentas, el “13” para algunos es el número de la suerte, para otros todo lo contrario, y para nosotros en CCOO que no somos supersticiosos, lo que sí tenemos claro es que este día, pase lo que pase, abrirá un melón que demostrará las falsas expectativas que han ido creando algunos con un texto borrador que jamás podrá ver la luz tal cual está redactado. Si dependiera de CCOO, de ese texto solo salvaríamos el título, dado que el resto es un “brindis al sol o un traje con corbata”, que nos han vendido, pero que en realidad está plagado de falsas expectativas a un colectivo que desea y necesita una regulación, pero que por el interés protagonista de algunos nos queda un largo recorrido sea cual sea el resultado de la votación.

    Si sale el “SÍ”, por las reticencias competenciales que demostrarán las comunidades autónomas y porque habrá que rehacer el texto íntegramente. Si sale el “NO”, porque tendremos que volver a empezar todo el proceso y habremos perdido una gran oportunidad que no sabremos si se volverá a repetir y si es así, cuántos años tendrán que pasar para poder hacerlo y todo ello gracias a las ansias de sacarse la fotografía de algunas personas.